Universitarios Defienden la Vida

0

Jóvenes Comparten su Alegría de Vivir en la UPR

El pasado 23 de octubre tuvimos la gran dicha de llevar un mensaje de vida y amor en la Universidad de Puerto Rico, Río Piedras. Sí, jóvenes universitarios vestidos con camisetas pro vida nos acercábamos a otros jóvenes para hablarles sobre la grandeza de cada vida humana. Les explicábamos los datos científicos del desarrollo prenatal, las consecuencias del aborto provocado y ofrecíamos información sobre los Retiros del Viñedo de Raquel para ayudar a sanar las dolorosas heridas del aborto. En varias conversaciones también hablábamos sobre la importancia de vivir en castidad, de esperar hasta el matrimonio para vivir allí el verdadero amor conyugal. También repartíamos flyers y globos con helio que llevaban mensajes en defensa de la vida. La universidad se iluminó con jóvenes que colgaban en su bulto un globo por la vida y manifestaban así su amor por los más indefensos.

Muchos estudiantes se acercaban a nuestra mesa para llevarse la información y querían saber la verdad sobre el aborto. Estaban muy contentos de que haya en la UPR un grupo de jóvenes que se dedica a ser la voz de los sin voz. Los jóvenes nos felicitaban y muchos se anotaron en nuestra lista para participar de nuestra próxima actividad que será el Día de la Camiseta Pro Vida. Los estudiantes se conmovían cuando les decíamos que la vida de ellos es valiosa, que ellos valen por el mero hecho de ser persona. En varias conversaciones resaltábamos la dignidad tan hermosa que resplandece en cada ser humano y los exhortábamos a que la defendieran.

Una de las jóvenes con quien hablé me contó que su mejor amiga había decidido abortar. Sin embargo ella la llamaba frecuentemente para decirle que llevaba un bebé en su vientre, que ya le latía el corazón, que ella iba a hacer algo incorrecto. La joven me contó que su amiga le seguía diciendo que ya había tomado su decisión y que además el novio no se quería hacer cargo del bebé y la estaba presionando para que abortara. Gracias a la perseverancia de su amiga la joven ahora tiene cinco meses de embarazo. ¡Ella está muy contenta con su bebé! La joven me contó que gracias al embarazo su amiga ha cambiado, que se ha vuelto más responsable y ya no vive “desenfrenadamente” porque quiere ser una buena madre para su hijo. Esa misma joven con la que hablé se fue muy contenta cuando la exhorté a que fuera ejemplo de virtud y abrazara la castidad. Me dijo que por presiones de las amigas había caído pero que ahora ha decidido esperar hasta el matrimonio y dedicarse a sus estudios y a desarrollar sus talentos.

Lamentablemente, muchos profesores en la Universidad promueven la promiscuidad con lecturas de libros pornográficos, dinámicas que faltan a la pureza, chistes obscenos, películas y arte vulgar, etc. Además, defienden el supuesto “derecho a abortar” y se burlan y ofenden a los Cristianos. Es triste que estos profesores no se den cuenta que están destruyendo a muchos jóvenes, que los están llevando a la perdición, a la soledad espiritual, a la ruina moral y emocional. Una joven me dijo que se sentía en depresión y que fue un tiempo muy horrible cuando estaba activa sexualmente. Estos profesores en vez de educar realmente, de ser ejemplo de virtud y enseñar la verdad, impulsan a los jóvenes a dejar su fe y a llenar sus vacíos con placeres desordenados. El libertinaje y el relativismo moral nos aleja de nuestra verdadera esencia de seres humanos y mata las posibilidades de amor verdadero. Somos realmente libres cuando vivimos en la virtud y conforme a la verdad, cuando somos valientes y defendemos lo que es correcto, cuando defendemos nuestra fe y a nuestros hermanitos que mueren injustamente a causa del aborto. Somos libres cuando no tenemos miedo de proclamar la verdad.

Vida DignaNosotros tenemos el hermoso regalo de la vida y no podemos pasar nuestra existencia sin hacer nada cuando es legal matar a seres humanos desde el vientre materno. Si amamos y defendemos la vida desde su concepción hasta su muerte natural estaremos edificando un mundo de verdadera paz en donde no se viole el derecho fundamental de la vida. No podemos hablar de justicia social cuando permitimos que en nuestro propio País se atente contra la dignidad del ser humano más indefenso e inocente. Vida Digna está en la Universidad para defender con valentía la verdad, para llevar la alegría de vivir y animar a otros a que defiendan la vida de cada ser humano, que sean la voz de los no nacidos y no se dejen engañar por profesores que les mienten, que les dañan con ideologías que los aleja de la verdadera felicidad.
¡Únete a nosotros! Defendamos la vida y proclamemos la alegría de vivir. ¡Luchemos por una Vida Digna para todos!

Share.

Comments are closed.